Blogia
Viaje a los sueños (polares)

El penúltimo tango

El penúltimo tango

Los zapatos de Mateo, bailarín callejero de tangos, pedían a gritos silenciosos la jubilación, desde su enorme boca desdentada.

Sin embargo, nadie entre el público podía darse cuenta, pues Mateo se movía siempre más rápido, un poquito más rápido que cualquier mirada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres