Blogia
Viaje a los sueños (polares)

Lecciones

Acabo de leer en el periódico la historia de un padre. Ismael Al JAtib. Un padre cuyo hijo Ahmed recibió un tiro en la cabeza el pasado jueves en Yenín, Cisjordania, mientras jugaba con un maldito fusil de juguete. Fue una bala israelí la que acabó el sábado con su vida, en un hospital de Haifa. Ahora este niño muerto es el que ha dado la vida a seis personas sin importar si son israelíes o palestinos. Un gesto que acerca los corazones y acerca la paz. Casi lloro leyendo el artículo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres