Blogia
Viaje a los sueños (polares)

Echar de menos

No acostumbro a echar de menos. Hoy me he acordado de mi perro, uno de esos buenos amigos que pide muy poco a cambio de todo lo que dan. Me he acordado porque los Reyes nos trajeron un jamón, y cada vez que quieres jamón hay que subirlo luego encima de la nevera. Recuerdo que esa costumbre en mi casa se adoptó por precaución, porque mi perro se habría subido a cualquier otro lugar de la casa por el jamón. Aún así, mientras quedara un poco de carne pegada a la pata ahí arriba, él hacía guardia sentado, sin quitarle ojo.

Le echo de menos... son tres años ya.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

kaveri -

Lo que sucede es que es algo muy extraño para mí. No estoy acostumbrado, será eso...

Aldeana -

A mi también me pasa estos días... pero es bueno echar de menos... aunque se pase mal...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres