Blogia
Viaje a los sueños (polares)

El tambor

El tambor El alba. Miro de reojo la carta plegada al lado de la foto que preside mi mesita de noche. El sobre, sin cerrar, contiene las que podrían ser mis últimas palabras al mundo. Se prepara un duelo, y sólo puede quedar uno. En mi pequeño revólver, cinco agujeros están llenos de nada, uno por cada año de ausencia. El sexto parece también vacío, pero ése sí que va cargado.

Salgo de casa dispuesto a todo; no quiero saber que en el momento de la verdad me flaquearán las piernas. Siempre me pasa lo mismo, y aún así, he llegado hasta este punto sin retorno y no he caído en el camino. Mi buena estrella. Ahora es, como tantas otras veces, el momento de la verdad. Algo me dice que hoy tendré que apretar el gatillo. No las tengo todas conmigo. ¿Seré capaz, por el bien de todos? No reconocería ante nadie que tengo miedo.

Camino a su encuentro con el revólver guardado bien cerca de mi pecho. En su vientre, cinco vacíos. Y girando con ellos en el tambor, un beso. La última esperanza.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Brocco -

Reflexionar... con un arma encima, es éso posible?

kaveri -

Al final, nadie sale herido, ya que el revólver no se separó de mi corazón...

Julian -

Cierra los ojos, respira hondo un rato, y reflexiona. Reflexiona sobre los 6 agujeros del tambor, tanto los vacíos como el lleno.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres