Blogia
Viaje a los sueños (polares)

Un encuentro inesperado

Un encuentro inesperado

En mi centro de rehabilitación me cruzo todas las mañanas con una anciana un poco gruñona que llega más o menos a la misma hora que me marcho yo. Desde el primer día, su cara me resultó familiar y no lograba recordar de dónde la conocía. ¿Cómo no lo descubrí antes? Ayer caí en la cuenta de que no es otra que la bruja Yubaba, que ha tenido que abandonar temporalmente su balneario debido a unos problemas lumbares, que no hacen más que agriar aún más su carácter.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

kaveri -

¡Pues claro que no!

brocco -

cielooos!! y le tocaste la verruga esa ajquerozaaa?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres